Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Golpe al terrorismo: Desarticulada red internacional de apoyo a DAESH, con 5 detenidos en España.

Golpe al terrorismo: Desarticulada red internacional de apoyo a DAESH, con 5 detenidos en España.

Agentes de la Policía Nacional han liderado una operación antiterrorista en la que se ha desarticulado una red de apoyo a Estado Islámico (DAESH) en Europa, África y Asia que se ha saldado con la detención en España de cinco personas, investigadas por presunta pertenencia y colaboración con la organización yihadista.

Los agentes han detenido a dos personas en la provincia de Valencia y a otras tres en las de Alicante, Cáceres y Guipúzcoa. Cuatro de los arrestados han ingresado en prisión por orden judicial, según ha comunicado este sábado la Policía Nacional.

Se trata de la segunda fase de la operación 'MIYA', comenzada por la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía en 2021 y que ha contado con la colaboración de Servicios de Inteligencia y Seguridad de 12 países, como la Direction Générale de la Surveillance du Territoire (DGST) de Marruecos, la Direction Générale de la Sécurité Intérieure (DGSI) de Argelia, la Direction Générale de la Sûreté Nationale (DGSN) de Mauritania, el Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos, la FEDPOL de Suiza y EUROPOL.

En España, la Comisaría General de Información ha contado con la colaboración de sus Brigadas Provinciales de Información de Valencia, Alicante, Cáceres y San Sebastián, así como del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en una investigación coordinada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Después de año y medio de investigación, los agentes detectaron que una persona de origen magrebí y residente en España estaba en contacto con un yihadista que había entrado en Europa atravesando la conocida como ruta de los Balcanes.

Según la Policía, el objetivo de ese yihadista era llegar a Francia para cometer un atentado en nombre de DAESH, para lo que el investigado en España le ofrecía presuntamente su colaboración.

Los especialistas en contraterrorismo yihadista de la Comisaría General de Información localizaron en Suiza al hombre que pretendía atentar en Francia, por lo que transmitieron de forma inmediata esa información a sus compañeros de la FEDPOL, la policía suiza.

Debido al riesgo que suponía ese plan de atentado, se puso en marcha una operación conjunta en Suiza y en España que deparó la detención simultánea en marzo de 2022 de ambos radicales.

La primera fase de la operación se saldó con otras seis detenciones en Europa y el Magreb, elevando a ocho el total de arrestados. El detenido en España fue condenado por delitos de terrorismo a dos años de cárcel, quedando en libertad a mediados de este 2023.

Los analistas de la Policía descubrieron que los dos primeros detenidos formaban parte de una red internacional de apoyo a DAESH que estaba asentada en tres continentes, de ahí que se decidiera comenzar una macrooperación conjunta con los Servicios de Seguridad e inteligencia de doce países de Europa, Oriente Medio y el Magreb.

La investigación, que ha durado dos años y medio, ha puesto al descubierto una red yihadista de apoyo a DAESH con ramificaciones en Afganistán, Oriente Medio, el Sahel, el Magreb y Europa.

Algunos miembros de la red trataban de adoctrinar a nuevos adeptos en el credo yihadista y apoyarles en el caso de que mostraran el deseo de perpetrar atentados terroristas.

En la operación policial se ha detectado que esta red habría ayudado en la planificación de al menos dos atentados que finalmente fueron neutralizados por la acción de los servicios de seguridad.

Los miembros de la red se dedicaban presuntamente a conseguir fondos a través de la comisión de delitos en Europa para financiar sus actividades terroristas. Movían grandes cantidades de dinero mediante envíos internacionales y criptomonedas. En los registros se han incautado criptomonedas por valor de casi 200.000 euros.

La investigación en España ha terminado ahora con la detención de cinco personas. Uno de los investigados en nuestro país había experimentado una fuerte radicalización en los últimos meses y en las últimas semanas mostraba sus deseos de realizar un atentado, lo que aceleró a la Policía a culminar la operación.

Durante el registro de su domicilio los agentes encontraron munición de arma corta y un hacha. A los detenidos también se les han intervenido manuales para la confección de explosivos, manuales de adoctrinamiento a menores y propaganda yihadista.

Esta operación ha supuesto la desarticulación de parte de los canales de infraestructura y apoyo de DAESH establecida en Europa, Oriente Medio y el Magreb, así como el apoyo a nuevos adeptos en sus deseos yihadistas.

La Policía señala que la Comisaría General de Información ha realizado en lo que va de año 22 operaciones, en las que se ha arrestado a 54 presuntos yihadistas, 36 de ellos en nueve operaciones ejecutadas en los dos últimos meses.