Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Recepcionista de hotel en Benidorm arrestado tras falsificar robo de 10.123 euros de la caja de seguridad.

Recepcionista de hotel en Benidorm arrestado tras falsificar robo de 10.123 euros de la caja de seguridad.

Al investigar un supuesto robo en un hotel de Benidorm, la Policía Nacional ha detenido al recepcionista del establecimiento por presuntamente simular el hecho para apropiarse de más de 10.000 euros en efectivo de la caja de seguridad de la recepción. La coartada del sospechoso fue desmontada gracias al análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad del hotel.

Según la denuncia presentada por el director del hotel, el dinero desapareció durante uno de los fines de semana de verano. Mientras el recepcionista se ausentaba de su puesto debido a una llamada telefónica que recibió durante su turno nocturno, las cámaras captaron a un individuo vestido de negro, con gorra y capucha, llegando a la recepción desde las escaleras interiores. Sin hacer ninguna manipulación evidente, este individuo cogió el dinero de la caja de seguridad y se marchó por las mismas escaleras, las cuales no estaban siendo grabadas por las cámaras de seguridad.

El recepcionista regresó a su puesto tres minutos después y completó su turno sin incidentes, salvo la llamada telefónica. Curiosamente, fue la recepcionista de la mañana quien se percató de la falta de dinero al abrir la caja para un pago.

El recepcionista afirmó haber recibido una llamada de un vecino que le advertía de una clienta del hotel que parecía estar atrapada en una de las terrazas de la cuarta planta. Sin embargo, al acudir al lugar indicado, no encontró nada sospechoso. Además, se observó mediante las cámaras que, al realizar el arqueo de caja al regresar a su puesto, el empleado no llenó el correspondiente informe hasta después del supuesto robo, sin comprobar nuevamente si el dinero estaba allí.

Como parte de la investigación, los agentes analizaron todas las grabaciones de seguridad del hotel. Ellos concluyeron que el propio recepcionista era el presunto autor del robo, orquestándolo para quedarse con el dinero. En primer lugar, consideraron extraño el comportamiento inusual del empleado esa noche. Las imágenes revelaron que el recepcionista entraba al hotel antes de comenzar su turno, proveniente de una puerta de proveedores, llevando una mochila y utilizando la linterna de su teléfono como luz, en una zona sin cámaras donde pudo haber escondido la mochila.

Más tarde, el recepcionista se incorporó a su puesto y realizó su trabajo con normalidad. Cuando recibió la llamada telefónica, se dirigió a la zona donde supuestamente había dejado su mochila y poco después apareció el supuesto ladrón. Sin embargo, los investigadores descubrieron que este individuo era en realidad el recepcionista, quien se había cambiado de ropa y trataba de ocultar su rostro con una gorra y una capucha. Después del supuesto robo, y apresurado, el recepcionista aparece nuevamente en las imágenes sin camiseta, llevando la mochila hacia una zona sin cámaras.

Posteriormente, el recepcionista regresó a su puesto sin la mochila y con la camisa metida dentro del pantalón, alegando que había estado verificando si alguien estaba atrapado en una terraza del cuarto piso. Además, los investigadores lograron comprobar que la llamada telefónica al hotel provenía de un número cuyo titular estaba relacionado con el arrestado sin que este tuviera conocimiento.

Finalmente, los agentes establecieron un dispositivo para localizar y arrestar al recepcionista, quien fue acusado de un delito de apropiación indebida. El detenido, un español de 37 años, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Benidorm.