Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

"Síndic pide a Educación que considere adaptar oposiciones docentes para personas con dislexia"

El Síndic de Greuges ha pedido a la Conselleria de Educación que considere adaptar los procesos de acceso a la función pública docente para las personas con dislexia y otras dificultades de aprendizaje.

Esta resolución se incluye en el informe anual de 2023 del Síndic, al que el departamento dirigido por José Antonio Rovira aún no ha respondido, lo que sugiere que la Conselleria no ha realizado las acciones necesarias según el defensor del pueblo valenciano.

En junio del año pasado, una ciudadana presentó una queja por la tardanza de Educación en responder a su solicitud de adaptación de las pruebas de acceso al empleo público docente para personas con dislexia.

El Síndic admitió la queja y se dirigió a la Conselleria solicitando un informe en un plazo de un mes, el cual finalizó sin respuesta.

Ante esta falta de acción, el Síndic emitió una resolución en agosto instando a la Educación a responder a la queja y considerar la creación de una norma de adaptación de las oposiciones con ajustes apropiados para personas con dislexia y otras dificultades de aprendizaje, permitiendo que todos los ciudadanos accedan al empleo público en igualdad de condiciones.

Según el defensor del pueblo, la Orden 22/2020 de la Conselleria, que convoca el proceso selectivo de ingreso a los cuerpos docentes, incluye adaptaciones para las personas con diversidad funcional, pero no para personas con dislexia y otras dificultades de aprendizaje.

En consecuencia, el Síndic considera que Educación debe llevar a cabo un estudio detallado, con un protocolo claramente establecido, sobre las adaptaciones que se pueden solicitar y conceder a fin de garantizar la participación igualitaria de los aspirantes de estos grupos en el proceso de selección.

Por lo tanto, sugiere a la Conselleria que trabaje en la elaboración de una normativa junto con los colectivos afectados y cierra el expediente de queja debido a la falta de respuesta y colaboración por parte de Educación.

En otra noticia relacionada, la Conselleria de Educación ha anunciado que los estudiantes diagnosticados con dislexia no serán penalizados por errores ortográficos en áreas no lingüísticas en los exámenes de acceso a la Universidad, y que tienen previsto extender estas adaptaciones a los dos años de Bachillerato.