El PSPV advierte sobre la pérdida de 920 millones en la Generalitat debido al déficit fiscal de Mazón.

El PSPV advierte sobre la pérdida de 920 millones en la Generalitat debido al déficit fiscal de Mazón.

El PSPV advierte que la Generalitat dejará de recaudar 920 millones de euros en toda la legislatura por la bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones "a las rentas más altas", por lo que exige al 'president', Carlos Mazón, que clarifique el impacto de este "agujero" o "regalo" fiscal y deje claro que no afectará a los servicios públicos.

Así lo ha expuesto en rueda de prensa el portavoz adjunto del grupo socialista en Les Corts, el exconseller de Hacienda Arcadi España, tras conocer la memoria económica remitida por el Consell a Les Corts sobre el impacto de esta bonificación, cifrado en 137 millones desde su aplicación con efectos a partir del pasado 28 de mayo y en 231 millones si se aplicara todo 2023.

"En toda la legislatura serían 920 millones menos de recursos para la Generalitat por la primera decisión del gobierno de Mazón", ha advertido sobre este impuesto, pendiente de su convalidación parlamentaria, que según los cálculos del Consell beneficiará a 20.000 valencianos.

Todo ello cuando España ha recordado que la situación de las arcas de la Generalitat es "compleja" por la infrafinanciación, sumado a la advertencia del Comité Económico y Social (CES-CV) de revisar el impacto económico de la bonificación y a la petición de la actual dirección general de Presupuestos de que se respeten las obligaciones de estabilidad financiera.

Según ha advertido, la medida forma parte del "hilo conductor" de las políticas de Mazón de una "regresión fiscal" en lugar de la "revolución" que anunció. "La agenda oculta es la clásica de los gobiernos de derecha: bajar impuestos a las rentas más altas, poner en riesgo los servicios públicos y que lo paguen las clases medias", ha denunciado, y lo ha ligado a las "políticas ultras" de otros gobiernos autonómicos como el de la madrileña Isabel Díaz Ayuso.

Y es que ha relacionado el impacto de esta bonificación con la condonación del canon de saneamiento --pago aplazado por el anterior gobierno del Botànic a causa de la inflación--, que será del 30% o el 50% en función del grado de vulnerabilidad, beneficiará a más de 173.000 personas y supondrá un coste de 7,62 millones.

A pesar de esta condonación, España ha asegurado que el recibo del agua seguirá subiendo en los próximos meses para dos millones de hogares, por lo que ha afeado a Mazón que presuma de su rebaja fiscal o del ahorro de gasto político de 20 millones en toda la legislatura al reducir el número de asesores y altos cargos.

Por otro lado, el exconseller ha rechazado las críticas del 'president' por el bajo nivel de ejecución de fondos europeos, ya que ha hecho hincapié en que le corresponde a él gestionar. "A lo mejor tienen un problema ideológico", ha deslizado en alusión a la posición de Vox --socio minoritario en el Consell junto al PPCV-- sobre el cambio climático o la Unión Europea.

"Tienen más de 2.000 millones de fondos europeos por gestionar: se tienen que poner las pilas en lugar de buscar culpables. Tienen más recursos que el Botànic, que los aprovechen", ha urgido, además de subrayar que los plazos los marca la UE "con flexibilidad".

La semana pasada, Mazón aseguró que el Gobierno avixó a la Generalitat que podría tener que devolver una "escalofriante" suma de fondos europeos. Según concretaron fuentes de la Conselleria de Hacienda, 1.687 millones provenientes del Programa Operativo 2014-2020, que se amplió durante la pandemia con el fondo React-EU, se podrían tener que devolver por no haber sido ejecutados porque el plazo finaliza el próximo 31 de diciembre. Además, de los fondos Next Generation, cuyo plazo se extiende hasta 2026, se ha ejecutado un 26%: 564 millones de 2.116 millones, por lo que quedan unos 1.550 millones.

Categoría

C. Valenciana