"Hermana de la víctima de Alzira insta a denunciar por ignorar riesgos"

El expolicía retirado colocó la pistola en la frente del hijo de ella y le amenazó antes de cerrar la puerta: "Te voy a matar si no te vas"

Alzira y Carcaixent, se concentran "consternadas" para condenar el crimen y apoyar a la familia

VALÈNCIA, 31 Ago.

La hermana de Raquel, la mujer supuestamente asesinada este miércoles en Alzira (Valencia) por su expareja, policía retirado, ha implorado a las víctimas de malos tratos que denuncien su situación ya que ha lamentado: "Mira lo que pasa por pensar que a mí no me va a hacer nada".

Así lo ha pedido, rota en llanto, tras la concentración celebrada en Carcaixent, donde residía la fallecida, convocada en protesta por el crimen y a la que han asistido miembros de la corporación, amigos y familia. Con posterioridad, se ha celebrado otra en Alzira, municipio donde sucedieron los hechos en una vivienda de la calle Sagrada Familia. En ellas han participado vecinos, miembros de la corporación, asociaciones y familiares y amigas de la víctima, así como sus dos hijos.

La alcaldesa de Carcaixent, Carolina Almiñana, ha asegurado que el municipio está "consternado", al igual que Alzira, en un día de "mucha rabia y mucha impotencia" y ha dado datos del crimen, que le ha detallado la familia, a la que ha estado acompañando por la mañana. Entre ellos, que al hijo, que estaba con su madre --era fruto de otra relación--, el supuesto asesino le puso la pistola entre ceja y ceja y le amenazó con matarle si no se iba, antes de cerrar la puerta del garaje donde se atrincheró con su exmujer.

La hermana de Raquel ha subrayado la importancia de denunciar en estos casos. "Esto es muy doloroso", ha dicho entre lágrimas, y ha pedido a las mujeres que se vean en esta situación "que no piensen que a ellas no les puede pasar una cosa de estas porque mi hermana siempre decía: 'No, a mí no me va a hacer nada. ¿Qué me va a hacer? Él es muy renegón pero a mí no me va a hacer nada porque nadie se esperaba esto'. Mira lo que pasa por pensar que a mí no me va a hacer nada", ha lamentado.

Además de agradecer el apoyo recibido, amigas de Raquel también se han sumado a esta petición: "Por favor, que quien se vea en esta situación que denuncie. Ella decía no, no es capaz, no pasará y sí, ha sido capaz". "Por favor, que denuncien", que esto "se marca", en referencia a que queda registrado. Las amigas han confirmado que la víctima se sentía acosada desde la separación y que "de cuatro meses ha ido todo a una".

En esta línea, la alcaldesa de Carcaixent ha asegurado que en la familia "están destrozados todos, sobre todo, el hijo, que lo vivió en directo, acompañó a su madre y vio la cara desencajada del asesino. Sabían que algo iba a hacer, pero no sabían que llevaba una pistola y en el momento en el que encierra a Raquel en el garaje, el hijo intentó sacarla pero le puso la pistola entre ceja y ceja y le dijo: 'te voy a matar si no te vas', le empujó y le cerró la puerta".

La primera edil ha asegurado que el hijo estaba al otro lado de la puerta cuando se oyeron los disparos por lo que "está totalmente destrozado, igual que toda la familia, pero además siente la impotencia de que estaba a un metro de su madre pero no pudo hacer nada por ella".

Almiñana ha indicado que, por lo que le traslada la familia, Raquel era víctima de malos tratos psicológicos, y él la iba aislando de familiares y amistades para que estuviera sola y no tuviera ni contacto ni apoyo. Sin embargo, para ella, "los hijos eran lo más importante" y él "tenía celos de esa situación".

Al darse cuenta, "se vino a casa con sus hijos pero él no la dejó en paz; continuó amenazándola y acosándola" y, al final, en un encuentro al que le acompañaba su hijo para vender la vivienda de Alzira y en el que su exmarido le había dicho que no iba a estar, "sí que estaba y ocurrieron los hechos terribles".

La alcaldesa ha descrito el dolor de la familia ya que el policía se atrincheró en la vivienda por la mañana pero los agentes no pudieron entrar en el garaje en todo el día y no sabían si estaba viva o muerta.

"Ella no había denunciado por miedo y la familia se lo decía", ha dicho Carolina Almiñana que ha insistido en que la hermana le ha hecho hincapié en que haga público el mensaje de que se denuncien los malos tratos. "Por favor di a la gente, a cualquier mujer o cualquier niña que se sienta acosada y que sienta que le están agrediendo de alguna manera, que no tiene por qué ser agresión física, que no tengan miedo, que lo digan, que denuncien", ha trasladado.

"Pensaban que no sería capaz porque siempre piensas que no será capaz porque se supone que me ha querido o que me quiere. No, no es así. Ni te ha querido ni te quiere y te acaban asesinando, que es lo que ha ocurrido con Raquel", ha concluido.

Por su parte, el alcalde de Alzira, Alfons Domínguez, ha apuntado que es "más que evidente" se trata de un crimen machista, aunque aún no hay confirmación por parte de la Delegación del Gobierno de este extremo, y ha añadido que prestaron este miércoles apoyo psicológico a los familiares para afrontar la situación y se han coordinado ahora con Carcaixent para que lo sigan recibiendo.

Tags

Categoría

C. Valenciana