Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

València impone medidas de seguridad en su centro durante Halloween y refuerza la vigilancia en 13 áreas de entretenimiento.

València impone medidas de seguridad en su centro durante Halloween y refuerza la vigilancia en 13 áreas de entretenimiento.

El Ayuntamiento de València ha desplegado un dispositivo de seguridad para la noche de Halloween que consta de 453 vallas instaladas en 24 puntos de la ciudad, con hasta 300 de ellas ubicadas en la plaza de Honduras. Además, se reforzará la seguridad en el centro histórico.

En total, se desplegarán 121 agentes, con un refuerzo adicional de 46 policías durante el turno de noche, en 13 zonas de especial vigilancia. Se llevarán a cabo controles estáticos y dinámicos de documentación, alcohol y drogas. También se colocarán contenedores en la plaza de la Virgen y en el barrio del Carmen para evitar la entrada de alcohol y vidrio al centro histórico.

El objetivo principal de este dispositivo es garantizar la seguridad y el descanso de todos los vecinos ante la previsión de una gran afluencia de personas. El concejal de Protección Ciudadana, Jesús Carbonell, destaca que han trabajado para estar preparados y que la noche sea festiva y pacífica para todos. Además, avala la responsabilidad que la ciudadanía ha demostrado en ediciones pasadas de Halloween.

El operativo comenzó el pasado lunes a las ocho de la mañana con el depósito de las 453 vallas en los 24 emplazamientos previstos. Solo en la plaza de Honduras, uno de los puntos con mayor vigilancia, se instalarán hasta 300 vallas.

Además de las vallas, se colocarán hasta 20 contenedores en las plazas de España y de Benimaclet. La Policía Local también mantendrá vigilancia en otras zonas de la ciudad, como Russafa, Benimaclet, la plaza del Cedro, la avenida de Blasco Ibáñez, la Marina, la plaza de España, las inmediaciones de la estación Joaquín Sorolla, la Cruz Cubierta y Tarongers. También se llevarán a cabo controles de alcohol y drogas en diferentes puntos de la ciudad.

La mayor movilización de agentes se espera a partir de las 22 horas y se extenderá hasta las cinco de la madrugada. Sin embargo, los controles continuarán después de ese horario para hacer frente a los desplazamientos que puedan ocurrir durante la madrugada. Además, se realizarán inspecciones y controles en establecimientos de ocio para verificar los aforos y las medidas de seguridad.

El dispositivo, coordinado desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOR), contará con la colaboración de la Policía Nacional en caso de enfrentamientos y se protegerá el patrimonio histórico ante cualquier acto vandálico contra el mobiliario urbano.