Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Vox, Compromís y PSPV frustran los planes del PP en la EMT València.

Vox, Compromís y PSPV frustran los planes del PP en la EMT València.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de València no ha logrado sacar adelante el nuevo organigrama que preparaba para la dirección de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) al rechazarlo Vox, Compromís y PSPV, que han cargado, el primero de ellos, contra las "puertas giratorias" de Generalitat al consistorio, mientras que para los otros dos grupos esto es un "fracaso" de la alcaldesa, María José Catalá, que ha demostrado "mentiras" del PP y un aumento de sueldos de directivos, por encima incluso del del 'president' de la Generalitat, Carlos Mazón.

El Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València tenía previsto aprobar este viernes un nuevo organigrama en el que se planteaba a Raúl Castelblanque como nuevo director adjunto y a Juan Alumbreros como director corporativo de la empresa, ambos provinientes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), según anunció esta semana el PP, al frente del equipo de gobierno.

El equipo de gobierno sostenía que con este nuevo organigrama se buscaba "reducir el comité de dirección a once personas, dos menos que en el anterior mandato municipal en el que existía seis directores de área y cuatro directores de departamento, más tres personas adscritas a gerencia" y alegaba que esa reducción "supone un ahorro anual de 85.000 euros". Ahora, se mantendrá la composición que ya había.

Sin embargo, según el portavoz de Vox en el consistorio, Juanma Badenas, el rechazo al nuevo organigrama responde a que "se trata de personas que se encuentran en el tránsito de una puerta giratoria que pasa de la Generalitat al Ayuntamiento de València, proveniendo de cargos que fueron nombrados por el PSPV y que ahora van a ser asumidos por María Jose Catalá".

"Debe ser que lo que no le gusta a Carlos Mazón sí que le gusta a María José Catalá. Hay que alabar el funcionamiento de la Generalitat en muchos aspectos pero deja mucho que desear el funcionamiento del Ayuntamiento de València", ha criticado Badenas en declaraciones remitidas a los medios.

Desde Compromís, en un comunicado, han expresado su satisfacción porque su denuncia del "falso anuncio de rebaja de sueldos en la directiva del PP haya paralizado los nombramientos" pero también han mostrado su "tristeza" por "ver cómo se cumple lo que esperábamos y alertábamos: que con el PP al frente la deriva de deterioro de la EMT iba a ser muy rápida".

"La EMT, sus usuarios y València en general se merecen una gestión seria, centrada en ofrecer un servicio de calidad, y no a unos irresponsables como el señor (Jesús) Carbonell --concejal de Movilidad--, que solo se preocupa de incrementar el salario de los cargos de su confianza mientras descuida el día a día de la empresa", ha indicado el edil de Compromís y expresidente de la empresa pública, Giuseppe Grezzi.

Mientras tanto, ha criticado que "se apunta como únicos méritos el resultado de las últimas gestiones de Compromís o, en el peor de los casos, directamente mentiras, pues igual te vende como un incremento de plantilla su recorte de la contratación prevista, que te dice que reduce el coste de la dirección cuando se incrementan los salarios de los tres cargos de libre designación un 20 por ciento".

Por su parte, la portavoz socialista en el consistorio, Sandra Gómez, ha denunciado la "incapacidad" de Catalá y del PP para gobernar la ciudad. Para Gómez, "esta situación demuestra que el liderazgo frágil de Catalá ha derivado ya en un gobierno secuestrado por la ultraderecha y por el grupo Vox porque pretende aplicar un rodillo que no tiene".

En esta línea, ha criticado que en estos meses "hemos visto cómo Catalá pretende gobernar en solitario, sin hablar ni pactar con nadie más que con sus socios preferentes de Vox aunque sea imposible porque está en minoría. Pero la EMT le ha demostrado que el Ayuntamiento no es su cortijo y que no puede gobernar con cacicadas ni imposiciones".

A su juicio, "el fracaso del PP en la EMT no solo deja en manos de Vox la gobernabilidad de València sino que, además, ha destapado también las mentiras de la señora Catalá, que vendió este organigrama como un ahorro de sueldos en la cúpula de la EMT y hoy se ha revelado que la realidad es que un alto directivo iba a cobrar 20.000 euros más que su predecesor, llegando a cobrar incluso más que el presidente de la Generalitat Valenciana".

Según ha denunciado el PSPV en un comunicado, en el transcurso de la reunión se ha desvelado "el incremento de salario por encima de los 80.000 euros de uno de los nuevos directivos". La consejera socialista en la EMT María Pérez ha afirmado que Catalá "intentó camuflar el desproporcionado aumento de sueldo vendiendo un ahorro en los costes de la cúpula de la EMT y hoy hemos confirmado que no solamente era falso este ahorro sino que, además, el nuevo organigrama escondía una subida salarial escandalosa".

En otro orden de cosas, la concejala socialista María Pérez ha exigido al gobierno municipal que busque un emplazamiento definitivo para las cocheras sur de la EMT "en lugar de castigar de nuevo a los vecinos y vecinas de San Isidro con unas instalaciones provisionales que, además, paralizarán el proyecto del Corredor Verde que desarrollamos los socialistas para dotar de una nueva infraestructura verde al barrio".