Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Belarra arremete contra la "oficina antiaborto" de Alicante y demanda a Mazón que asegure el cumplimiento de la ley, independientemente de sus preferencias personales.

Belarra arremete contra la

La secretaria general de Podemos y diputada en el Congreso, Ione Belarra, ha expresado su crítica hacia la puesta en marcha de una "oficina antiaborto" en Alicante. Además, ha recordado al presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, que tiene la obligación de cumplir con la nueva ley del aborto, sin importarle si le gusta o no.

Belarra ha manifestado estas declaraciones durante su participación en un encuentro con asociaciones sociales en la capital alicantina. La oficina de atención para la mujer embarazada es el resultado de un acuerdo entre el Partido Popular (PP) y Vox para aprobar los presupuestos municipales de 2024.

"Quiero resaltar un tema que nos preocupa mucho en Podemos, y es que en las últimas semanas hemos sabido que el PP y Vox en Alicante han acordado la creación de una oficina antiaborto. Consideramos que esto puede ser una grave violación del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo de las mujeres de la ciudad. Quiero dejar claro que estaremos muy vigilantes desde Podemos para asegurar que esta oficina no se utilice para vulnerar el derecho al aborto de las mujeres", ha enfatizado Belarra.

Ione Belarra se ha dirigido al presidente del Consell, el popular Carlos Mazón, para "recordarle la obligación de cumplir con la nueva ley del aborto". Ha recordado que Podemos, desde el Gobierno del Estado, ha impulsado una nueva ley para garantizar el derecho de las mujeres en España a interrumpir embarazos de forma voluntaria a través del Sistema Nacional de Salud, y esto es algo que el gobierno de Mazón debe garantizar, guste o no le guste.

La líder de Podemos y exministra de Derechos Sociales ha considerado necesario establecer registros de objetores de conciencia y reforzar el personal para asegurar que este derecho sea garantizado para todas las mujeres en la Comunitat Valenciana. Ha señalado que la derecha preferiría que el derecho al aborto siguiera siendo un privilegio y que las mujeres tuvieran que viajar a Londres, como solían hacer antes, para abortar. En contraste, ha destacado la labor de su partido para que todas las mujeres puedan interrumpir su embarazo libremente, si así lo desean, a través del sistema sanitario público.

"Vamos a trabajar para que este derecho sea garantizado tanto por el gobierno como por la oposición", ha concluido Belarra.