"Bocanegra, señalados por los 'Marco' tras doble homicidio en cementerio de Torrent"

Miembros del clan de los 'Marco' han identificado este martes a los tres acusados del clan 'Bocanegra' como los responsables de matar a dos personas, una de ellas un familiar del primer clan, el Día de Todos los Santos de 2021 en el cementerio de Torrent (Valencia). El otro fallecido no guardaba relación con ellos.

En la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Valencia ante un jurado popular por este tiroteo han declarado el padre del fallecido; el hijo, que también resultó herido en el tiroteo; y la mujer del fallecido, todos ellos testigos presenciales, así como otro hijo y agentes de policía.

Todos ellos han coincidido en declarar que fue la madre, Amparo, la que llevaba escondida en arma en el mandil, se la dio a su marido, conocido como el 'Mone', que apuntó para disparar, pero se le cayó al suelo y la madre la volvió a recoger y se la entregó a su hijo, conocido como 'el Bobo', que fue el que efectuó los tres disparos, según su relato.

Todos ellos han negado asimismo que tuvieran problemas con los 'Bocanegra' y, al respecto, han señalado que eran los sobrinos del abuelo, con los que ni siquiera tenían relación, los que tuvieron enfrentamientos por un tiroteo en 2016.

El primero en prestar declaración este martes ha sido el padre del fallecido que ha señalado que solo conocía a los acusados de vista porque él es conserje de un colegio y los 'Bocanegra' pasaban por ahí. Eran sus sobrinos --"de sangre pero de convivencia no", ha aclarado-- con los que tenían problemas.

Esa mañana acudió sobre las 10 horas al cementerio para visitar la tumba de su mujer acompañado de su hijo, su nieto, su nuera y otras dos nietas pequeñas y "allí pasó de todo menos bueno". Ha señalado que era la primera vez que coincidan en el camposanto, aunque ha descartado que tuvieran un acuerdo de régimen de visitas, y que su hijo "jamás, jamás" tuvo un problema con los acusados. "Se iba a trabajar de noche y volvía de noche", ha afirmado.

Nada más llegar la otra familia, según su relato, comenzaron a "provocar" y le amenazaron a gritos desde lejos: "Te vamos a matar. Ricachón, ya no vas a poner más flores. De todo lo que quisieron decirme y más todavía". Se acercaron y comenzaron a agredirles con barras, sillas, gayatos y un palet y trataron de defenderse. La mujer sacó el arma del delantal, la sacó y se le cayó al suelo, se la dio al padre, que les apuntó, pero se le cayó también y la mujer se la dio entonces al hijo, que fue el que disparó.

"Cuando vi a mi hijo tirado se mi hizo de noche", ha señalado. Vio como a su nieto le entró la bala por la pierna y le salió y ha recordado asimismo que había un hombre que le pidió un cubo con agua para regar las flores que había puesto a su esposa, cuyo nicho estaba próximo al de su viuda, se agachó a recogerlo y entonces el hombre recibió una bala perdida.

Por su parte, el superviviente, hijo del fallecido, ha corroborado que a los tres acusados los conocían solo de vista y que su padre nunca había tenido enfrentamientos con los 'Bocanegra' ni tampoco habían coincido antes con ellos en el cementerio.

Nada más llegar los acusados, que iban acompañados por otros familiares, les conminaron a marcharse y les amenazaron con matarles a gritos. "Lo escuchó todo el cementerio", ha señalado. Luego comenzaron a pegarles, mientras que ellos no llevaba mas que un paraguas porque ese día llovía.

"La agresión duró un par de minutos, intentamos quitárnoslos de encima, pero ellos seguían", ha apuntado. Cuando la madre sacó el arma, otros familiares de los 'Bocanegra' empezaron a jalear "tirarlea, tirarles". Ha asegurado que la intención del 'Mone' era disparar, pero que el arma se le cayó de "los propios empujones" entre los 'Bocanegra' porque "allí se peleaban todos por el arma".

Ha afirmado que el primer disparo del 'Bobo' fue para él porque iba el primero, ya que trató de proteger a su abuelo y el disparo le alcanzó en la pierna; otro disparo fue para su padre y el otro era para su abuelo, pero acabó alcanzado al otro hombre que falleció y al que no conocía. "Recuerdo los tres disparos perfectamente, la única persona que disparó fue el 'Bobo'", ha garantizado.

Del mismo modo, la mujer de fallecido ha coincidido en el relato. Y ha contado que sus hijas pequeñas necesitaron ayuda psicológica al ver morir a su padre. 'El Bobó', ha contado, después de los disparos huyó por la pared del cementerio saltando por un palet, mientras los otros 'Bocanegra' salieron corriendo por la puerta.

La Fiscalía atribuye a los tres acusados, a en su escrito de calificación provisional, dos delitos de asesinato consumado, un delito de asesinato en grado de tentativa y un delito de tenencia ilícita de armas. En concreto, el ministerio público reclama para el hijo de la pareja la pena de 51 años y medio de prisión como presunto autor material de los disparos ; mientras que solicita para los padres 45 años y medio de cárcel, así como el pago de diferentes indemnizaciones.

Por su parte, las defensas de los acusados reclaman la absolución para sus representados al alegar que los mismos no se encontraban en el cementerio el día de los hechos y tampoco efectuaron disparos.

Tags

Categoría

C. Valenciana