Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Cambios climáticos amenazan con disminución alarmante de insectos en bosques mediterráneos según investigadores de la Universidad de Alicante.

Cambios climáticos amenazan con disminución alarmante de insectos en bosques mediterráneos según investigadores de la Universidad de Alicante.

Un estudio realizado por el Instituto de Investigación CIBIO de la Universidad de Alicante ha dado a conocer que las comunidades de insectos de los bosques mediterráneos están sufriendo una "alarmante pérdida" de especies e interacciones debido al cambio global.

La investigación, publicada en la revista 'Insects', examina la variación a largo plazo en los patrones de diversidad y de interacciones de las comunidades de escarabajos saproxílicos que habitan las oquedades arbóreas del Parque Nacional de Cabañeros, localizado en Ciudad Real y Toledo.

Los resultados del estudio muestran que estas comunidades son "más vulnerables" que hace once años, especialmente las de los bosques riparios. La profesora de Zoología y directora del estudio, Estefanía Micó, señaló que esta situación "podría incluso empeorar en potenciales escenarios futuros, en caso de que disminuya la idoneidad de los hábitats o microhábitats".

Micó afirmó que este drástico declive podría deberse a cambios antropogénicos, como el cambio climático o el efecto de la deposición de contaminantes. También explicó que la temperatura media anual del área de estudio aumentó 1,5ºC entre 2007 y 2021.

El estudio analizó la variación interanual entre 2009-2010 y 2021-2022 en los patrones de diversidad y de interacciones ecológicas de las comunidades de escarabajos saproxílicos que habitan las oquedades de tres tipos principales de bosque mediterráneo presentes en el Parque Nacional de Cabañeros. El trabajo también simuló potenciales escenarios de extinción basados en una pérdida en la idoneidad de las oquedades.

Los insectos saproxílicos son importantes para la degradación de la madera muerta y para la reincorporación de los nutrientes al suelo. Además, muchas especies son importantes polinizadoras. Micó explicó que algunas especies depredadoras que viven asociadas a la madera muerta también tienen una función reguladora importante para otras especies de insectos.

El CIBIO lleva años investigando los insectos saproxílicos que habitan en las oquedades de las especies arbóreas del bosque mediterráneo. La metodología de redes ecológicas es de gran utilidad para mejorar los planes de manejo y de conservación de nuestros bosques. Micó afirmó que la metodología de redes ecológicas es adecuada para evaluar sistemas de estudio y predecir y anticiparse a cambios futuros, permitiendo mejorar los planes de manejo y conservación de la biodiversidad forestal.

Este trabajo se enmarca en el proyecto 'Respuesta de la comunidad saproxílica a los cambios ambientales en bosques mediterráneos: afrontando la amenaza del declive de los insectos (Saprodeclive)', del Ministerio de Ciencia e Innovación.