Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Detenidos en Alicante por producir 12.000 cigarrillos por hora y transportarlos ilegalmente a Alemania y Polonia.

Detenidos en Alicante por producir 12.000 cigarrillos por hora y transportarlos ilegalmente a Alemania y Polonia.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de dos individuos acusados de fabricar cigarrillos ilegales en una vivienda ubicada en Busot, Alicante. Se estima que en tan solo una hora, estos individuos eran capaces de producir hasta 12.000 cigarrillos, que posteriormente enviaban a países como Alemania y Polonia.

Todo comenzó cuando se recibió una denuncia sobre un posible robo en una residencia de una urbanización en Busot. Al llegar al lugar, los agentes de la Guardia Civil pudieron observar que una de las ventanas se encontraba abierta. Al adentrarse en el interior, se encontraron con una gran cantidad de paquetes y maquinaria utilizada para la confección de cigarrillos ilegales.

Tras realizar un registro más exhaustivo, se confiscó un total de 17 cajas que contenían 202 kilogramos de tabaco ilegal, así como 4.368 cajetillas falsificadas para ser rellenadas. Además, se encontraron 3.640 cajas de tubos de cigarrillos listos para ser rellenados y 307 gramos de marihuana.

En el operativo también se logró incautar una máquina estimada en más de 12.000 euros, la cual estaba diseñada para sellar los paquetes de tabaco, así como otra máquina destinada a liar y rellenar cigarrillos a una velocidad de hasta 12.000 unidades por hora.

Los detenidos llevaban a cabo sus actividades ilícitas utilizando la falsificación de una conocida marca de tabaco, y posteriormente enviaban los productos principalmente a Polonia y Alemania.

Los arrestados se enfrentan a cargos por contrabando, violación de propiedad intelectual, crímenes contra la hacienda pública y la salud pública, falsificación de documentos y blanqueo de capitales. El Juzgado de Instrucción 2 de Sant Vicent del Raspeig, en Alicante, se encargará del caso.

Esta actuación de la Guardia Civil, llevada a cabo por la comisaría principal en Sant Joan d'Alacant, ha permitido retirar del mercado una gran cantidad de cigarrillos que podrían haber tenido graves consecuencias para la salud pública al no cumplir con los controles sanitarios obligatorios.