Educación busca soluciones para frenar el acoso escolar y contratará profesionales de convivencia en las UEO.

Educación busca soluciones para frenar el acoso escolar y contratará profesionales de convivencia en las UEO.

Expertos reclaman mucha formación a alumnos, docentes y familias para que los adolescentes sean ciudadanos ciberresponsables

VALÈNCIA, 4 Dic.

La Conselleria de Educación, Universidades y Empleo revisará la norma que regula la convivencia en el sistema educativo valenciano para hacer frente a situaciones de acoso escolar y asimismo implantará el perfil profesional del ámbito de convivencia y conducta en todas las Unidades Especializadas de Orientación.

Así lo ha anunciado este lunes el conseller, José Antonio Rovira, en la clausura de la I Jornada 'Per una educació sense por', celebrada en la Conselleria y en la que se ha abordado de la mano de expertos de diferentes campos las actuaciones ante situaciones de acoso escolar, así como sobre el uso de los dispositivos móviles en los centros.

Al respecto, ha señalado que el acoso escolar y el uso de los teléfonos móviles son dos de los problemas "más candentes" a los que la comunidad educativa se enfrenta en su día a día. Por ello, ha señalado que la obligación de la Administración es "darles prioridad en nuestro calendario de actuaciones".

En ese sentido, se ha referido a que las evidencias muestran en muchas ocasiones "una clara relación causa-efecto" entre el acoso escolar y el uso de los teléfonos móviles en los centros educativos.

"Partiendo de que las prohibiciones no generan, en la mayoría de los casos, efectos deseables, no podemos obviar que hay un debate abierto sobre el uso de las nuevas tecnologías en las aulas. En este rompecabezas hay que atender criterios educativos y habilidades de competencia, pero hay que tratar de poner freno a los usos que generen efectos o situaciones perniciosas. Se trata de hacer un buen uso, no un abuso", ha señalado.

Rovira ha indicado que la Conselleria de Educación "va a definir protocolos y medidas claras, en su tipificación y aplicación para hacer frente al acoso escolar, pensando en la salud mental de nuestros jóvenes, preventivamente, antes de llegar a situaciones de sufrimiento que pueden ser evitadas y evitables".

El conseller ha explicado que la articulación "vendrá de la mano de un cambio sustancial en la norma que regula la convivencia en el sistema educativo valenciano, o incluso si procede, se estudiará una regulación 'ex novo'.

Al respecto, Rovira ha recordado que la norma en vigor es el Decreto 195/2022, de 11 de noviembre, que marca la autonomía de cada centro en el uso de dispositivos móviles, está pendiente de desarollo y lo quieren escuchando a los expertos.

En ese sentido, ha apuntado piensa que "no es bueno el uso de los teléfonos móviles en los centros", aunque "prohibir nunca suele ser bueno", pero "no soy tan categórico como la ministra de Educación que dice claramente que no hay que prohibir nada". "Debemos escuchar a los expertos y adaptarnos, creando un marco común, una directriz para que todos vayamos en la misma dirección", ha indicado.

Asimismo, ha anunciado que la Conselleria implantará en todas las Unidades Especializadas de Orientación (UEO) el perfil profesional del ámbito de convivencia y conducta. "Lo hacemos con el objetivo de mejorar la respuesta hacia este ámbito en los centros educativos, siendo así más operativa, eficaz y eficiente", ha explicado. En la Comunitat Valenciana hay seis UEO (Alicante, Valencia, Castellón, Denia, Xàtiva y Elche) pero hasta ahora este perfil profesional sólo está en tres (las capitales de provincia).

Rovira ha recordado, por último, que Educación comenzó en noviembre las evaluaciones de contexto en las que también se ha preguntado a los alumnos por el uso de pantallas, el tiempo de utilización y cómo les influye en su día a día. Estas evaluaciones culminarán el 22 de diciembre, por lo que a principios de 2024 se dispondrá de "una radiografía de lo que piensan y cómo sienten nuestros niños y jóvenes".

Por su parte, los expertos que ha participado en una mesa sobre 'Teléfonos móviles: uso responsable" han coincido en la necesidad de formar a toda la comunidad educativa -adolescentes, docentes y familias-- en el buen uso de los dispositivos tecnológicos para conseguir que los adolescentes sean "ciudadanos ciberresponsables".

La vicerectora del IES Puçol, Elena Campaña, ha señalado que no es partidaria de prohibir el móvil porque los adolescentes --aconseja además que no tengan un dispositivo antes de los 13 años y valorando siempre la madurez-- seguirán usándolo en sus casas las 24 horas los siete días a la semana y solo se consigue trasladar le problema a otra franja horaria.

Por ello, cree que la solución es "mucha formación" porque en muchos casos los menores normalizan lo que ven por las redes y ni siquiera son conscientes de qué cometen sexting o ciberacoso y más en edades tempranas porque "sus cerebro aún no están preparados para gestionar estas herramientas ni saben cómo protegerse". Sin embargo, ha resaltado que con los talleres que imparten han logrado reducir los casos y han conseguido acotarlos a solo primero de la ESO.

Por contra, la directora del IES José María Parra de Alzira, Ángela Masía, sí que es partidaria de la prohibición de los móviles. De hecho, ha señalado acordaron por unanimidad ser 'un centro libre del móvil' y desde entonces la convivencia y las relaciones personales ha mejorado "muchísimo", se han reducido los conflictos -- desde las humillaciones por WhatsApp, los alumnos compartían vídeos porno en clase o se citaban para pegarse-- y ha disminuido asimismo la adicción al móvil. "Prevenir, educar y formar a toda la comunidad educativa", ha sintetizado.

Del mismo modo, el director del CEIP Sanchis Guarner d'Ondara i precursor del projecte 'Stop Ciberbullying', Raül Lara Pons, ha señalado que "se necesita un control" de los dispositivos móviles. "Prevención, detección, sensibilización y concienciación son los cuatro pilares básicos", ha señalado.

La jefa de sección de Convivència d'Educació, Esmeralda Llorca, se ha mostrado asimismo favorable de reducir el tiempo en el que los menores están con dispositivos para que aprendan habilidades sociales y empatía. "Hay que fomentar las relaciones sociales del tú a tú previas al uso de móviles", ha reclamado LLorca que ha recalcado al respecto que la competencia digital tiene que ir siempre acompañada de una competencia personal y ciudadana.

Del mismo modo, el inspector de Educación, José Raúl Jiménez, ha coincidido en que hay que limitar el uso de dispositivos personales en el ámbito educativo y formar a los docentes y en ese sentido un especialista de la Guardia Civil, del equipo de mujer y menores de la Comandancia de València, ha advertido que los menores ya están sobreexpuestos a estos dispositivos y que deben restringirse en las aulas. "Hay que formar e informar de los riesgos que existen", ha defendido.

Tags

Categoría

C. Valenciana