Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Exdiputada Suances y otros dos implicados quedan libres de acusación en el caso Erial

Exdiputada Suances y otros dos implicados quedan libres de acusación en el caso Erial

La Fiscalía Anticorrupción ha decidido retirar la acusación a la exdiputada del Partido Popular Elvira Suances, al peluquero de Eduardo Zaplana, ex presidente de la Generalitat Valenciana y ex ministro del PP, Pedro Romero, y al empresario Ángel Salas.

Esta decisión fue anunciada por el fiscal Pablo Ponce al presentar las conclusiones finales de su escrito en el juicio que se está llevando a cabo en la Audiencia de Valencia por el caso Erial. En este caso se investiga el presunto cobro de más de 10 millones de euros en comisiones relacionadas con concesiones de ITV y parques eólicos en la Comunidad Valenciana.

Además de la retirada de las acusaciones, el fiscal también ha anunciado cambios para otros acusados en el caso, aunque no dio detalles al respecto.

En cuanto a Elvira Suances, Pedro Romero y Ángel Salas, el fiscal ha explicado que decidió retirarles la acusación debido a que considera que los indicios encontrados durante la investigación y el juicio no son suficientes para involucrarlos en el caso.

Inicialmente, la fiscalía pedía 19 años de prisión para Zaplana y ocho años para Joaquín Miguel Barceló, quien admitió ser el testaferro y titular del dinero desviado a sociedades en Luxemburgo, Panamá y cuentas en Andorra, donde se encontraron 9,8 millones de euros.

A pesar de la negación de Zaplana ante los cargos, la fiscalía le solicita 19 años de prisión por delitos como organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, falsedad en documentos oficiales y comerciales, y prevaricación administrativa. También se le pide una multa de 40 millones de euros, además de otras dos multas por un total de 108.000 euros.

El fiscal anticorrupción estima en 20.606.364 euros el monto total obtenido de manera ilegal a través de operaciones corruptas por Zaplana y su organización. Se les acusa de operar a través de sociedades en el extranjero para recibir sobornos por contratos públicos y ocultar el origen ilegal de los fondos. Parte de este dinero, 6.734.026 euros, fue decomisado en cuentas suizas.