Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Fiscalía solicita 1 año de prisión para dos individuos que insultaron a un conductor de Cabify por su color de piel: 'Inaceptable discriminación racial'

Fiscalía solicita 1 año de prisión para dos individuos que insultaron a un conductor de Cabify por su color de piel: 'Inaceptable discriminación racial'

La sección de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Valencia ha solicitado una pena de un año y tres meses de prisión para dos hombres acusados de increpar a un conductor de Cabify, quien es de piel negra. Los acusados realizaron gestos de simio y utilizaron insultos racistas como "Negro de mierda".

Según la calificación fiscal a la que ha tenido acceso Europa Press, se acusa a los hombres de cometer un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas garantizados, así como un delito leve de amenazas.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía requiere a los acusados el pago de una multa de 3.000 euros y les exige mantenerse a una distancia de 500 metros de la víctima y abstenerse de comunicarse con ella durante seis meses. También se solicita una indemnización conjunta y solidaria de 6.000 euros más intereses legales como compensación por el daño moral causado.

Los hechos ocurrieron el 16 de abril de 2023, cuando los acusados viajaban en un vehículo Cabify conducido por una persona de piel negra.

Durante el trayecto, los acusados, con la intención de menospreciar y humillar al conductor debido a su raza, le insultaron y se burlaron de él, comentando en tono de burla que tenía el mismo nombre que una marca de lápices y haciendo alusiones sexuales degradantes.

Además, utilizaron gestos imitando a un simio golpeándose el pecho y la cara, mientras le decían insultos racistas y amenazas sexuales.

El conductor detuvo el vehículo en la calle Visitación de València y no completó el trayecto debido a la actitud ofensiva de los acusados. A pesar de las recriminaciones de su amigo y tercer ocupante del vehículo, quienes les instaron a cesar su comportamiento al ver la reacción asustada del conductor, los acusados continuaron con su actitud ofensiva.

La víctima presentó una denuncia el mismo día de los hechos.