Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Generalitat destina fondos inéditos a infraestructuras para la gigafactoría, según Merino.

Generalitat destina fondos inéditos a infraestructuras para la gigafactoría, según Merino.

La oposición critica la inclusión de ingresos "ficticios" en los presupuestos y la eliminación de la partida por la infrafinanciación

VALÈNCIA, 8 de noviembre

La consellera de Hacienda, Economía y Administración Pública, Ruth Merino, ha destacado que el presupuesto de la Generalitat para 2024 incluye más de 97 millones de euros para ejecutar infraestructuras de conexión en Parc Sagunt vinculadas a la gigafactoría de baterías que instalará el grupo Volkswagen.

En concreto, se invertirán 51,4 millones para iniciar la construcción de la estación intermodal de Parc Sagunt y otros 46 millones en la interconexión por carretera desde el Puerto de Sagunto hasta el Corredor Mediterráneo pasando por Parc Sagunt I y II.

En su comparecencia ante la comisión de Presupuestos de Les Corts, Merino ha presentado los presupuestos de la Conselleria de Hacienda y de Presidencia para 2024, que ascienden a 469,75 millones y 183,99 millones, respectivamente.

Según explicó, a estas dos inversiones se suma la búsqueda de suelo que lleva a cabo la dirección general de Patrimonio para el centro de FP conocido como Campus Battery y la inclusión de diez millones de euros a través de la Conselleria de Obras Públicas para las expropiaciones de los terrenos en los que se construirá la planta fotovoltaica que suministrará a la gigafactoría.

Merino destacó que se trata de "importantes actuaciones que, pese a las promesas, no habían contado hasta ahora con un reflejo presupuestario". Además, señaló que estas inversiones explican el aumento del presupuesto de esta sociedad hasta 148,5 millones por las transferencias que recibirá de la Generalitat para llevar a cabo las obras.

En cuanto a Patrimonio, la consellera indicó que contará con 36 millones en 2024 frente a los 47 millones de 2023 "con el objetivo de acometer obras de construcción y reformas necesarias de sus inmuebles".

Así, explicó que ya se han puesto en marcha las subastas de activos de la Generalitat procedentes de herencias sin testamento que no se realizaban desde 2019. Para ello, la previsión de ingresos por enajenación de inversiones reales aumenta en este presupuesto un 78,4% hasta casi 75 millones.

Entre las nuevas infraestructuras públicas, resaltó la construcción del nuevo complejo administrativo Campanar para el que se destinarán 8,2 millones en el espacio vacante de la parcela donde está ubicada la Conselleria de Educación: "Con este nuevo edificio pretendemos dar solución a los problemas de espacio para la ubicación de personal adscrito a esta Conselleria".

Por otra parte, la consellera señaló que la dirección general de Tecnologías de la Información (DGTIC) contará en 2024 con un presupuesto de 229,37 millones, lo que supone un incremento del 3,85%.

También hizo referencia al papel que juega el Instituto Valenciano de Finanzas como "instrumento fundamental" para las políticas de Hacienda. Para 2024, el presupuesto del IVF es de 83,1 millones, un 14,12% inferior, "debido en buena parte a la finalización de las ayudas vinculadas al Marco Temporal Europeo".

Con el objetivo de mantener al IVF como financiador de referencia del ecosistema emprendedor, el "fondo de fondos" FEDER contará con 19,3 millones, un 8,96% más que en 2023.

En cuanto al presupuesto de Presidencia, asciende a 139,03 millones --excluido el capítulo I relativo a gastos de personal--, lo que supone una reducción del 0,5% sobre el inicial de 2023 en términos homogéneos.

Merino defendió el municipalismo y la administración local como "la más cercana" y subrayó que la partida destinada a financiar el Fondo de Cooperación Municipal aumenta un 25% y pasa de 40 a 50 millones, a los que se suman los 4,3 millones para la dotación de la línea de este fondo destinada específicamente a la lucha contra la despoblación.

Respecto a Transparencia, englobada en Presidencia como resultado de la reducción en el número de consellerias, está dotada con 12,2 millones. Destacan las líneas de subvención a las universidades públicas (205.000 euros) y a las diputaciones (500.000 euros) para la difusión y cumplimiento de las obligaciones de transparencia.

En cuanto al programa de Participación, las partidas más significativas son los 1,5 millones destinados a ayudas a entidades ciudadanas o 500.000 euros para el fomento de la participación desde el ámbito local.

Además, Merino informó sobre las líneas de subvención dirigidas al fomento del autogobierno, la recuperación del derecho foral valenciano y la defensa y promoción de "nuestras señas de identidad", que suman un total de 410.000 euros, y acerca de inversiones y ayudas en materia de memoria histórica y democrática, que alcanzan los 2,7 millones.

En materia de impuestos, destacó otras medidas relacionadas con "una desescalada fiscal respecto al anterior gobierno": "Iniciamos la senda del alivio fiscal para todos, ciudadanos y empresas, centrándonos, eso sí, en quienes más lo necesitan".

Durante el debate, los grupos de la oposición criticaron la inclusión de ingresos "ficticios" en los presupuestos procedentes del Estado (atención sanitaria a desplazados y dependencia) cuando se ha eliminado la partida reivindicativa que incluía el Botànic por la infrafinanciación autonómica.

La consellera replicó que los ingresos incluidos están cuantificados y "no tienen nada que ver con la financiación", que el Consell "no dejará nunca de reivindicar" de manera "seria" y "donde corresponde". Sobre la condonación de la deuda autonómica --incluida en el acuerdo de investidura PSOE-ERC--, insistió en que no reniegan de ella, solo quieren que el Gobierno les "tome en serio" con una financiación justa.

Ante las críticas por el objetivo de déficit, que según el PSPV el Gobierno comunicó a Bruselas que sería del 0,1% para las CCAA, Merino explicó que consideraron el 0,3% de déficit del año pasado porque les "va a costar un poquito" revertir la situación financiera de la Generalitat. También rechazó las críticas por la reducción del sector público, insistiendo en que se auditará para decidir qué servicios se pueden ofrecer desde otras áreas.

Por su parte, Mercedes Caballero (PSPV) lamentó que suban las partidas de autogobierno y señas de identidad y no la de memoria democrática --"igual les toca dejar las fosas abiertas", lanzó--. La exportavoz del Consell Aitana Mas (Compromís), tras trasladar ánimos a su sucesora, cuestionó la partida de cinco millones en Presidencia para proyectos estratégicos "a dedo".

Merino replicó que esta dirección general tendrá "mucho trabajo" porque piensan atraer proyectos que, subrayó, "no irán a parar a familiares y amigos del 'president'". También quiso dejar claro que piensan "ser transparentes".

Y desde Vox, Teresa Ramírez garantizó que su grupo luchará por "eliminar subvenciones ideológicas que lo único que hacen es reabrir heridas".