Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

ICA Valencia desestima la denuncia del antiguo abogado de Benavent contra el representante legal de Rus por utilizar término ofensivo.

ICA Valencia desestima la denuncia del antiguo abogado de Benavent contra el representante legal de Rus por utilizar término ofensivo.

Valencia, 26 Nov. - El Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) ha decidido archivar la queja presentada por Ramiro Blasco, exabogado de Marcos Benavent, exgerente de Imelsa y autodenominado 'yonki del dinero', contra Emilio Pérez Mora, abogado del expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. La queja se presentó debido al uso de la palabra "tonto" por parte de Pérez Mora para referirse a Blasco durante el juicio de una de las piezas del caso Imelsa en la Audiencia Provincial.

Esta resolución fue obtenida por Europa Press y en ella se establece que la Comisión de Deontología del ICAV ha decidido archivar el expediente disciplinario abierto contra Pérez Mora.

Blasco defendió a Benavent desde el inicio del caso Imelsa hasta unos meses antes del primer juicio relacionado con una de las piezas del caso. En este juicio, Benavent cambió su testimonio y negó todas las denuncias de corrupción que había realizado anteriormente contra la Diputación, alegando que había manipulado las grabaciones que habían dado origen al caso.

La queja presentada por Ramiro Blasco se basa en las declaraciones de Pérez Mora durante el juicio de los presuntos 'zombies' de Imelsa, en las que el abogado afirmó: "El más tonto de los abogados no habría permitido jamás que Marcos Benavent declarara; al ampararse en el derecho a no declarar, no habría existido el caso Taula, pero se le vendió que era perfectamente legal". Según Blasco, estas manifestaciones fueron recogidas por varios medios de comunicación y se adjuntaron ejemplos de los artículos que se referían a ellas.

Como respuesta a la queja, el ICAV inició un expediente para conocer las circunstancias del caso y determinar si debía abrirse un expediente disciplinario. También se le dio a Pérez Mora la oportunidad de presentar sus alegaciones.

Pérez Mora respondió al ICAV explicando que se había cometido un "error" de interpretación de sus palabras y que en ningún momento había tenido intención de faltarle el respeto a nadie. Además, aclaró que la frase en cuestión tenía un contexto que había sido omitido en las noticias, y que había mencionado en la Sala que la Fiscalía había ocultado a las defensas que el ordenador entregado por el exsuegro de Benavent, Mariano López, del cual se habían extraído los documentos y grabaciones del caso Taula, estaba vacío y no contenía archivos. Con esta información, afirmó Pérez Mora, ningún abogado permitiría que Marcos Benavent declarara.

La Comisión de Deontología del ICAV, después de analizar el caso, ha decidido archivar el expediente.