Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

La EBAU no restará puntos a los estudiantes disléxicos por errores de ortografía en materias no lingüísticas.

La EBAU no restará puntos a los estudiantes disléxicos por errores de ortografía en materias no lingüísticas.

La Conselleria de Educación, Universidades y Empleo ha anunciado que los alumnos con dislexia no serán penalizados por sus faltas de ortografía en las pruebas de acceso a la Universidad. Además, se está trabajando para que estas adaptaciones también sean efectivas en los dos años de Bachillerato. El conseller de Educación, José Antonio Rovira, junto a Concha Barceló, presidenta de Trenca-dis, la directora general de Innovación e Inclusión Educativa, Xaro Escrig, y el director general de Universidades, José Antonio Pérez, han dado a conocer esta medida.

Esta medida implica que no se tendrán en cuenta los errores de ortografía natural, como la omisión de letras o la mezcla de minúsculas y mayúsculas. Tampoco se penalizarán las faltas arbitrarias. En las pruebas de la EBAU, los alumnos con dislexia solo verán penalizadas las faltas de ortografía regladas en las áreas lingüísticas como Castellano y Valenciano. El conseller de Educación ha resaltado esta medida como un paso importante en la inclusión educativa y ha anunciado que se pretende extender esta adaptación durante Bachillerato.

Esta decisión se basa en las conclusiones de un informe técnico realizado por la Unidad Especializada de Orientación de Dénia, especializada en trastornos en déficit de atención y otras dificultades específicas de aprendizaje. La directora general de Innovación e Inclusión Educativa ha señalado que los cambios se centran en la forma en que se corregirán las pruebas. Por su parte, la presidenta de Trenca-dis ha agradecido a la Conselleria su trabajo para hacer realidad esta medida y ha destacado la importancia de incorporar esta adaptación para garantizar la igualdad de oportunidades.

Además de esta medida, se están implementando otras adaptaciones para los alumnos con dislexia, como darles más tiempo para realizar los exámenes, la posibilidad de que se les lean las preguntas en voz alta y la opción de estar en un aula de apoyo para mayor tranquilidad durante los exámenes. Las pruebas de la EBAU también cuentan con diferentes criterios de adaptación para otros estudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo.