Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

María Teresa Pérez busca reconquistar Les Corts para Podemos, bajo la premisa de que su ausencia abriría paso al gobierno de la derecha.

María Teresa Pérez busca reconquistar Les Corts para Podemos, bajo la premisa de que su ausencia abriría paso al gobierno de la derecha.

La candidata a liderar Podem en la Comunitat Valenciana, María Teresa Pérez, ha presentado un equipo con un 80% de caras nuevas. Su objetivo principal es fortalecer la organización para transformar el País Valencià, ya que considera que sin la presencia de Podemos en Les Corts, la derecha está gobernando.

Según Pérez, el presidente Carlos Mazón y sus socios de Vox están destruyendo los avances sociales logrados a gran velocidad. Para evitar que vuelvan a manchar el nombre de la comunidad con la corrupción y políticas perjudiciales, considera necesario expulsarlos lo antes posible.

La candidata ha presentado la lista de personas que la acompañarán en el próximo Consejo Ciudadano Autonómico, si la militancia le otorga su confianza. Bajo el lema "Parlant clar, Podem", Pérez ha conformado una candidatura con caras nuevas, un equilibrio territorial entre las comarcas y provincias de la Comunitat y una lista paritaria entre hombres y mujeres.

Pérez destaca que su equipo es intergeneracional y combina experiencia orgánica y pública institucional y de gestión con militantes de base que aportan frescura e ideas nuevas para esta nueva etapa.

La ex directora de juventud del Gobierno de España se ha rodeado de algunos cargos públicos con experiencia, como las ex diputadas nacionales Rosa Medel y Marisa Saavedra, así como cuatro concejales actuales de la formación. Además, se han unido perfiles de la sociedad civil y de la militancia de los círculos a su candidatura.

En caso de ganar, Pérez afirma que buscarán entendimiento con aquellos que respeten a Podem y compartan la visión de transformación que aún no se ha logrado en la Comunitat Valenciana. Considera que durante los 8 años de Botànic, se lograron algunos cambios, pero los socios no fueron lo suficientemente ambiciosos y las transformaciones no fueron lo suficientemente profundas, lo que abrió la puerta a la derecha. Por lo tanto, considera necesario ir por más para mejorar la vida de los valencianos de manera irreversible.