Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Profesorado "explota" y se siente "angustiado" por problemas en adjudicaciones, afirman sindicatos.

Profesorado

La Conselleria de Educación insiste en que los problemas informáticos en las adjudicaciones de plazas de interinos son consecuencia de la "falta de previsión" y "preparación de herramientas" del anterior gobierno del Botànic. Los sindicatos UGT, STEPV y CCOO, por su parte, aseguran que el profesorado está "angustiado" por la falta de conclusión del proceso a pocos días del inicio del curso escolar.

Según Educación, ya se han publicado las listas de interinos de infantil y primaria, pero faltan los de secundaria, en concreto del cuerpo técnico de FP que pasan a Secundaria. Los sindicatos acusan a Educación de provocar una "crisis de gestión injustificable" e "insostenible" que no se había dado nunca con otros cambios de gobierno.

El profesorado está preocupado porque no saben dónde serán asignados, lo que implica dificultades para alquilar un piso y la posibilidad de tener que cambiar a sus hijos de escuela por un posible cambio de localidad. Los sindicatos reclaman una solución inmediata para garantizar que los centros puedan organizarse y los profesores puedan preparar los programas adecuadamente.

El retraso en las adjudicaciones también puede generar problemas en el sistema educativo y un colapso en las adjudicaciones ordinarias de septiembre. CCOOPV está estudiando emprender acciones legales por posible vulneración del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) debido a las irregularidades en la provisión de funcionarios y personal interino.

La Conselleria de Educación afirma que las líneas de solución al problema están en proceso y las adjudicaciones de primaria estarían listas para mediodía, mientras que las de secundaria ya están testadas y parecen estar bien. El problema se encuentra en la herramienta informática utilizada para sectorizar los cuerpos y las especialidades. La herramienta no estaba preparada ni testada adecuadamente, lo que ha generado esta situación.

El programa utilizado para el proceso de adjudicaciones es de 1999 y ha demostrado obsolescencia y falta de resolución de problemas puntuales. Aunque se solicitó la renovación del programa y la implementación de una nueva herramienta informática en 2020, esto fue desestimado como situación no prioritaria. La Conselleria reconoce la necesidad de reprogramar una nueva aplicación o plataforma.