Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Universidades UV y UPV colaboran en la creación de empresa conjunta: Optical Sens desarrolla tecnología innovadora para detectar drogas de sumisión química.

Universidades UV y UPV colaboran en la creación de empresa conjunta: Optical Sens desarrolla tecnología innovadora para detectar drogas de sumisión química.

La Universitat de València (UV) y la Universitat Politècnica de València (UPV) han dado un paso importante en la transferencia de conocimiento al sector empresarial al constituir su primera spin-off conjunta: Optical Sens SL. Esta nueva empresa se dedicará a la comercialización de sensores de detección de drogas de sumisión química y sensores de senescencia.

Este hito marca la primera vez que dos universidades se unen para crear una spin-off a través del Institut Interuniversitari d'Investigació de Reconeixement Molecular i Desenvolupament Tecnològic (IDM) en colaboración con TRL+. Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar la generación de spin-offs a partir de proyectos de investigación de los centros universitarios, gracias a la colaboración entre equipos profesionales empresariales e investigadores.

La rectora de la UV, Mavi Mestre; el rector de la UPV, José E. Capilla; y el CEO de TRL+, Luís Morró, han firmado el acuerdo de constitución junto con los investigadores y socios de la empresa. La spin-off de la UV y la UPV se enfocará en ofrecer soluciones a través de sensores químicos y biomarcadores para satisfacer las necesidades de diversos sectores como el agroalimentario, la salud, la seguridad higiénica-sanitaria, el sector farmacológico y la industria química.

La empresa comenzará su actividad con la comercialización de sensores de detección de drogas de sumisión química y sensores de senescencia, pero también trabajará en el desarrollo de sensores químicos y biomarcadores de alto valor científico e industrial.

Óptica Sens SL se convierte en la primera empresa en proponer una tecnología que permite la detección de drogas de sumisión química a temperatura ambiente y que puede ser utilizada por cualquier usuario. Esto es especialmente relevante, ya que las estadísticas indican que cerca del 40% de las agresiones sexuales se producen debido a la sumisión química. Por lo tanto, la creación de sensores que permitan una detección rápida de estas sustancias es una necesidad evidente.

Mavi Mestre ha destacado que este acuerdo es una prueba de la relación entre las universidades y la sociedad a través de la investigación y la generación de conocimiento, que a su vez ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas.

Por su parte, Luís Morró, CEO de TRL+, ha añadido que estas herramientas permitirán a la sociedad disfrutar del ocio de manera libre, sin temor a ser víctimas de un acto delictivo.

Además de los sensores de detección de drogas, Optical Sens SL también ofrecerá un sensor de senescencia que proporcionará información valiosa sobre el estado de envejecimiento celular en el ámbito clínico y en centros de investigación sanitaria, sin tener que sacrificar animales de experimentación.

El rector de la UPV ha destacado la importancia de las universidades en la transferencia de conocimiento a la sociedad y ha subrayado la necesidad de que las instituciones educativas trabajen más en profundidad en este ámbito.

Los promotores de Optical Sens SL son investigadores del Institut Interuniversitari d'Investigació de Reconeixement Molecular i Desenvolupament Tecnològic (IDM) con una amplia y reconocida experiencia en la investigación y desarrollo de sensores químicos y biomarcadores.