Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Cristina Seguí asegura que el video de las víctimas de la violación en Burjassot ya estaba circulando en redes sociales.

Cristina Seguí asegura que el video de las víctimas de la violación en Burjassot ya estaba circulando en redes sociales.

Las niñas podían ser identificadas "perfectamente" en las imágenes, según testigos presenciales.

VALÈNCIA, 19 de junio.

La exdirigente de Vox y presidenta de Gobierna-te, Cristina Seguí, se ha defendido al afirmar que el vídeo que compartió de unas menores víctimas de una agresión sexual cometida por cinco adolescentes menores de 17 años en Burjassot, Valencia, ya había sido publicado en redes sociales previamente y que no reveló ningún dato personal de las jóvenes.

Testigos han confirmado que las niñas podían ser identificadas claramente en las imágenes. La madre de una de ellas ha expuesto la necesidad de tratamiento psicológico que su hija necesita desde entonces, y una perito judicial ha relatado cómo una de las afectadas lamentaba repetidamente que le habían arruinado la vida y que ahora "todo el mundo sabía que eran las niñas violadas".

Seguí, quien ha comparecido en el Juzgado de lo Penal número 10 de València y se enfrenta a una posible pena de cuatro años y medio de prisión por delitos contra la integridad moral y descubrimiento y revelación de secretos, con la agravante de género según la fiscal Susana Gisbert.

La acusación particular, representada por el abogado Juan Carlos Navarro en nombre de una de las víctimas, pide una indemnización de 50.000 euros, mientras que la defensa solicita la absolución de la acusada.

Los hechos se remontan al 19 de mayo de 2022, cuando Seguí compartió en Twitter y Telegram un video en directo grabado por una menor que mostraba una conversación entre ella y otras chicas sobre una agresión sexual sufrida. Posteriormente, la acusada aseguró que las menores estaban fabricando una prueba falsa, y el video fue eliminado de las redes sociales por orden de la Agencia de Protección de Datos.

Los menores involucrados en la agresión fueron condenados, y Seguí ha expresado sus dudas sobre la identidad de las niñas, afirmando que no podían ser las mismas de las que se hablaba en el juicio.

En la vista judicial, ha comparecido el secretario general de Facua, Rubén Sánchez, quien denunció la difusión del video de las víctimas de la violación ante la Agencia Española de Protección de Datos. Según Sánchez, Seguí expuso a las menores de forma identificable en el video, lo que constituyó una criminalización de las mismas.

Otro testigo, un abogado que envió información a la Fiscalía de Menores de Valencia sobre los tuits en cuestión, expresó su preocupación por la identificación de las niñas en las imágenes compartidas por Seguí.

La madre de una de las menores agredidas también ha testificado en el juicio, describiendo el impacto psicológico y emocional que sufrió su hija tras la publicación del video. La psicóloga del Instituto de Medicina Legal (IML) confirmó que la salud mental de la menor empeoró tras difundirse las imágenes, afirmando que la afectada manifestó sentir que su vida se había arruinado por la exposición pública de su caso.