Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El Supremo niega derecho absoluto a tener cuenta en Facebook si se violan sus normas.

El Supremo niega derecho absoluto a tener cuenta en Facebook si se violan sus normas.

La justicia rechaza el recurso de una empresa valenciana de horchata que perdió una cuenta creada con información falsa

VALÈNCIA, 22 Mar.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha emitido un fallo en el que niega la existencia de un derecho absoluto a tener presencia en redes sociales si no se cumplen las condiciones establecidas por los proveedores de servicios.

En este sentido, el Alto Tribunal ha desestimado la apelación de la compañía de horchata valenciana Món Orxata, la cual alegó que se violó su honor al inhabilitar su cuenta con el mensaje "cerrado permanentemente".

La historia se remonta a una cuenta creada por esta empresa en 2010, que también abrió dos páginas en Facebook con información falsa, incluyendo un nombre falso, fecha de nacimiento ficticia, edad y género inventados, y una dirección falsa en Valencia, Comunidad Valenciana, España.

Tras recibir una denuncia anónima, Facebook desactivó el perfil en 2016, eliminó el acceso y lo incluyó en una lista de cuentas falsas al considerar que se había creado con datos falsos. Al buscar la cuenta en línea, aparecía el mensaje "cerrado permanentemente" junto a un mapa con la ubicación de la empresa, indica el Supremo.

Un juzgado de Moncada rechazó en 2021 la demanda presentada por Mon Orxata, S.L. contra Facebook Ireland -ahora Meta Platforms Ireland Limited- y Facebook Spain, S.L. por invasión ilegítima a su honor, decisión que fue confirmada en mayo de 2022 por la Audiencia Provincial de Valencia al determinar que los datos proporcionados al abrir el perfil no eran verdaderos.

Actualmente, el Tribunal Supremo coincide con este veredicto y rechaza la apelación de la empresa, argumentando que Facebook tenía razón al inhabilitar el perfil debido a la falta de información veraz al crear y utilizar la cuenta con propósitos comerciales, en contra de las condiciones establecidas por la red social.

En su fallo, la Sala destaca que el mensaje de cierre en el perfil no constituye una intromisión ilegítima al honor y no comunicaba el cierre permanente del negocio, sino del perfil en Facebook. Además, señala que la empresa no probó que los usuarios interpretaran el cierre como el cese de actividades y que no experimentó daños en su reputación en línea.

Para la Sala, queda claro que la empresa infringió las normas de uso al proporcionar información inexacta al registrarse y al utilizar el servicio, ya que las condiciones exigen transparencia y veracidad en los datos de los usuarios, y la obligación de abrir una página si se desea utilizar el perfil con fines comerciales.