Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Ford Almussafes aplica ERTE por dos meses y UGT alerta sobre incertidumbre futura.

Ford Almussafes aplica ERTE por dos meses y UGT alerta sobre incertidumbre futura.

En un nuevo acuerdo entre la dirección de Ford y el sindicato UGT, se ha establecido un nuevo ERTE de dos meses en la fábrica de Almussafes, en Valencia, que afectará a 2.300 trabajadores. Para UGT, este acuerdo marca el inicio de la cuenta regresiva para aclarar las incógnitas pendientes.

Según lo anunciado por UGT el martes, se ha aprobado un nuevo expediente temporal que comenzará una vez finalice el actual, el cual está en vigor hasta el 19 de abril.

El nuevo ERTE, que estará vigente del 20 de abril al 20 de junio, afectará a 2.300 empleados debido a la interrupción de la producción de la furgoneta Transit, problemas de suministro de motores y menor demanda en el mercado estadounidense.

En términos específicos, el ERTE impactará a 1.400 trabajadores en la fabricación de vehículos y a 900 en motores, con periodos sin actividad en mayo y junio.

UGT ha confirmado que las condiciones laborales durante este periodo serán las mismas que en ERTE anteriores, con el 80% del salario real y el 100% de antigüedad, pagas extras y vacaciones.

El sindicato ha expresado que este acuerdo marca el inicio de la espera hasta que comience a fabricarse un nuevo vehículo multienergía en Valencia, tal como anunció el presidente global de la compañía, Jim Farley.

El compromiso de asignar un nuevo vehículo a Almussafes, según UGT, resuelve el principal problema de carga de trabajo en la fábrica y en Ford Europa, pero aún quedan desafíos por delante durante estos dos meses clave.

La incertidumbre sobre las inversiones necesarias para la producción de vehículos eléctricos en la fábrica ha prevalecido durante meses, a pesar de que Ford anunció en 2022 que la planta valenciana produciría una nueva plataforma de vehículos eléctricos a partir de 2025.

La adaptación de la producción ante la reducción de ventas ha llevado a Ford a ajustar su producción en Almussafes, con el cese de la fabricación de la furgoneta Transit este 17 de abril.

A pesar de los retos, la compañía ha solicitado fondos para establecer una planta de ensamblaje de baterías en la fábrica y ha buscado ayudas para la cadena de valor del vehículo eléctrico, demostrando su compromiso con el futuro de la planta.