Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

La fábrica de Ford en Almussafes interrumpe la producción por una semana en octubre debido a una disminución en las ventas.

La fábrica de Ford en Almussafes interrumpe la producción por una semana en octubre debido a una disminución en las ventas.

UGT, el sindicato mayoritario en la fábrica de Ford en Almussafes (Valencia), ha anunciado que no negociará un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta que la firma aclare su futuro. Además, UGT ha recordado que la empresa tiene un acuerdo vigente que debe cumplir.

La producción en la fábrica de Ford en Almussafes enfrentará una disminución significativa en la última semana de septiembre, con una reducción de 400 vehículos al día. Además, habrá una parada total de producción en la segunda semana de septiembre debido a una caída en las ventas.

Carlos Faubel, presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT, ha explicado que si la fábrica suele producir 1.100 vehículos diarios, la próxima semana solo se fabricarán 700 al día.

A diferencia de los acuerdos alcanzados durante la reciente crisis en el suministro de componentes, UGT ha afirmado que no participará en negociaciones para implementar un nuevo ERTE para ajustar la producción hasta que Ford clarifique su futuro. Esto se debe a la incertidumbre sobre las inversiones necesarias para adaptar la factoría a la fabricación de modelos eléctricos en el futuro.

UGT ha reconocido que será difícil llevar a cabo la disminución de la producción sin el ERTE. El sindicato ha señalado que, en la última semana de septiembre, la empresa deberá buscar soluciones de empleabilidad en tareas no productivas para el excedente de personal.

En cuanto a los días de parada total de producción en octubre, se utilizarán días de jornada industrial del año 2024, como establece el convenio. Sin embargo, si la situación no cambia y Ford no revela sus planes para la electrificación, UGT afirma que no será posible acordar fórmulas transitorias para mitigar el impacto de la baja producción.

UGT ha subrayado que Ford tiene un acuerdo que deben cumplir, aunque algunas fechas podrían modificarse. El sindicato ha resaltado que no se podrán explorar alternativas para resolver un posible excedente de personal hasta que se conozcan los planes con respecto a la furgoneta Transit.

UGT ha reconocido que la industria del automóvil atraviesa una situación compleja y que las infraestructuras no avanzan al ritmo de las normativas europeas sobre emisiones. Sin embargo, instan a la dirección de Ford a nivel mundial a clarificar sus planes sobre Valencia para poder encontrar las mejores soluciones de cara al futuro.

En resumen, UGT exige a Ford que cumpla con el Acuerdo de Electrificación y que aclare sus planes para el futuro de la fábrica en Almussafes. El sindicato se muestra preocupado por la situación de la industria del automóvil y espera que la dirección tome decisiones para afrontar los desafíos del mercado.