Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Mazón exige fortalecer ley de estructuras agrarias e insiste en su plan de "impuestos cero" para el campo.

Mazón exige fortalecer ley de estructuras agrarias e insiste en su plan de

El líder del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Carlos Mazón, ha hecho un llamado para hacer una revisión y fortalecimiento de la Ley de Estructuras Agrarias, así como dar impuestos cero al campo.

Mazón tuvo un encuentro con los miembros de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), donde estuvo acompañado por Vicent Mompó, presidente provincial del PP de Valencia, el director de campaña del PPCV, Miguel Barrachina y el vicesecretario de Agricultura del PPCV, Ernesto Fernández, según informó la formación en un comunicado.

El líder del PPCV ha afirmado que sus propuestas fiscales "servirán para luchar contra el abandono de las tierras agrícolas". Él explicó que la ley de estructuras agrarias necesita ser reforzada y que la mejor subvención que pueden brindar es la exención de impuestos tanto para los compradores como para los vendedores.

Mazón hizo referencia a que la Comunidad Valenciana es actualmente "la primera región de toda Europa con mayores datos de abandono agrícola", y explicó que esto no se trata solo de los agricultores, sino también de los motivos medioambientales. Él piensa que el agricultor valenciano es el mejor ecologista que tienen.

El líder del PPCV recordó también que la transmisión de tierras agrarias, que están gravadas al 8% en el impuesto de transmisiones patrimoniales, pasarán con carácter general al 3% en la Comunidad, siempre y cuando se dediquen a la explotación agraria productiva. Además, si el adquirente es un joven profesional de la agricultura de menos de 40 años, el tipo será del 1%.

Mazón lamentó la "falta de interés del Gobierno de Puig por solucionar los problemas del campo valenciano". Él recalcó que el abandono de los campos, el envejecimiento de la población agraria y la falta de relevo generacional representan problemas ineludibles que la agricultura no puede permitir.