Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Los tres acusados del tiroteo en Torrent quedan en libertad provisional con medidas cautelares.

Los tres acusados del tiroteo en Torrent quedan en libertad provisional con medidas cautelares.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado la puesta en libertad provisional de los tres individuos pertenecientes al clan de los 'Bocanegra' acusados de la muerte de dos hombres a tiros en el cementerio de Torrent (Valencia) y de herir a otro el Día de Todos los Santos de 2021.

De acuerdo con la información proporcionada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) este viernes, la libertad provisional se ha concedido al haber transcurrido el plazo de dos años de prisión provisional sin prórroga y al no ser la sentencia definitiva.

Como medida cautelar para evitar que evadan la justicia, el tribunal ha impuesto a los acusados la obligación de comparecer diariamente ante un órgano judicial en su lugar de residencia, la prohibición de salir del territorio nacional, la confiscación de sus pasaportes y la supervisión mediante un dispositivo telemático.

Los hechos en cuestión ocurrieron en el Día de Todos los Santos de 2021, cuando se produjo un tiroteo en el cementerio de Torrent que resultó en la muerte de dos personas, una de ellas perteneciente al clan 'Marco', y dejó a otra herida. Tres individuos, una pareja y su hijo del clan 'Bocanegra', fueron detenidos cuatro meses después de los sucesos tras haber huido.

El 21 de diciembre, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia impuso penas de 21 y 49 años y medio de prisión a los tres acusados del clan 'Bocanegra'. La sentencia se basó en el veredicto emitido por un jurado popular después del juicio por dos asesinatos consumados, un intento de asesinato y posesión ilegal de armas, y fijó indemnizaciones para las víctimas y sus familiares por un total de 568.180 euros.

El tribunal condenó al autor material de los disparos y a su madre, que le proporcionó el arma homicida, a 49 años y 6 meses de cárcel cada uno como autores de los cuatro delitos mencionados anteriormente. En contraste, el tercer implicado, el padre y esposo de los anteriores acusados, fue condenado a 21 años de prisión como cómplice en los tres asesinatos y autor de la tenencia ilegal de armas.

Los eventos sucedieron alrededor de las 10 de la mañana del Día de Todos los Santos de 2021, cuando la familia se encontró con otra familia con la que tenían conflictos en el pasado. La discusión se intensificó, llegando a agresiones físicas, y culminó en el intento de disparo por parte de los acusados.

Uno de los acusados intentó disparar contra la familia rival, pero el arma se cayó al suelo. Sin embargo, su esposa recogió el arma y se la entregó a su hijo, quien finalmente disparó a las víctimas desarmadas. Una de las balas causó la muerte de un miembro de la familia rival, otra causó lesiones en un hijo y una tercera bala alcanzó a un hombre ajeno al conflicto, provocando su fallecimiento.

La sentencia aún no era definitiva y podía ser apelada ante la Sala de lo Penal del TSJCV.